Mente en Calma: 9 rutinas para Brillar en la Vida Diaria

Una de las características más predominantes de la actual sociedad digital es el alto flujo de información. Según el neurocientífico cognitivo Daniel Levitin, en 2011 los estadounidenses consumieron cinco veces más información todos los días que en 1986, lo que equivale a 175 periódicos.

Además, la constante conexión a las redes sociales durante el tiempo de ocio, sin contar las horas de trabajo, representa para el cerebro el procesamiento de 34 gigabytes o 10.000 palabras diarias. A esta avalancha de información, debemos añadirle el tipo de noticias que recibimos cuando ocurren hechos de violencia, fanatismo, terrorismo, entre otras.

Sin embargo, el piloto automático con el que respondemos a la mayoría de las actividades diarias y una alta exposición a diversas fuentes de información pueden agotarnos y, en muchas ocasiones, hacernos sentir agobiados. Es lo que los expertos llaman «sobrecarga cognitiva».

Para desarrollar una vida saludable y equilibrada, es fundamental fomentar rutinas diarias que nos ayuden a disminuir el estrés. La psicóloga Christine Carter nos enseña sus formas favoritas para recuperar la paz:

Rutinas diarias para mejorar el bienestar

1. Haz tu cama: como dice el dicho, el estado de tu cama es el estado de tu cabeza. Este es una de las primeras acciones que puedes hacer al comenzar el día. También, otros rituales matutinos, que te ayudará a enrumbar tu día de forma positiva es meditar, escribir en un diario de gratitud o rezar.

2. Programa tu celular para activarse automáticamente en modo silencioso una hora antes de acostarte. En primer lugar, esta sencilla acción le enviará un poderoso mensaje a tu cerebro; es tiempo de descanso y reparación para nuestro cuerpo. En segundo lugar, estás sintonizando tu organismo con el ritmo circadiano, que es el ciclo que regula los cambios físicos y mentales durante el día. Nuestros hábitos de sueño determinarán en gran parte, el bienestar y el adecuado equilibrio en nuestros ciclos hormonales.

3. Aprende a decir «no» a las personas de manera asertiva. Por ejemplo, puedes decir: «Gracias por pedírmelo, pero no me interesa en este momento».

4. Apaga el televisor, al menos una hora antes de dormir. Actualmente, los especialistas en medicina del sueño recomiendan disminuir la mayor cantidad de luz posible para dormir, por supuesto, esto incluye a los aparatos electrónicos.

5. Come al menos una vez al día sin hacer nada más al mismo tiempo. Evita comer frente a la computadora, leyendo o respondiendo correos electrónicos.

6. Planifica tus rutinas diarias con anticipación. Esto incluye los menús de comida, la ropa para hacer deporte, tus atuendos para el trabajo, la agenda de compromisos y tareas pendientes, etc.

7. Dedica un tiempo diario para limpiar una gaveta o estante. Con el tiempo, todo en tu casa estará en su lugar, lo que facilitará encontrar lo que necesitas cuando lo necesites.

8. Establece un «tiempo de cero trabajo» para tus colegas y familiares. Este podría ser un reto difícil de lograr si no tomamos consciencia de la importancia de mantener un adecuado balance entre la vida laboral y la personal. ¿Cuándo te comprometerás a tu «tiempo de cero trabajo»? Puedes empezar con la cena o los fines de semana. También, te será de gran apoyo el establecer un mensaje en el teléfono móvil que indique las horas que estás disponible para atender asuntos laborales.

9. Deja de hacer varias cosas a la vez. Hacerlo puede aumentar la propensión a cometer errores. Las distracciones son costosas: un cambio momentáneo de una tarea a otra, un correo electrónico o una llamada incrementan en un 25% el tiempo necesario para finalizar la tarea original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *